fbpx

Miopía, Hipermetropía y Astigmatismo

Haciendo una analogía simple, nuestros ojos funcionan de forma similar a una lupa. Para que la imagen vista a través de una lupa sea nítida, debemos colocarla a una distancia específica, dicha distancia no es la misma para todas las lupas ya que dependerá de la graduación de cada lupa.

En el caso de nuestros ojos esa graduación está dada principalmente por la córnea y el cristalino y la distancia es el largo total de nuestros ojos, de tal manera que si nuestros ojos son más largos o más cortos, para la graduación que tienen, las imágenes no serán nítidas.Cuando un ojo tiene agudeza visual normal (20/20) la relación entre el tamaño del ojo y la graduación está equilibrada y se le llama emétrope.

Cuando es más largo el ojo para la graduación que tiene será un ojo con miopía y se verán desenfocadas o borrosas las imágenes que se encuentren alejadas, otros síntomas de la miopía son mala visión nocturna y dolor de cabeza en la frente.

Cuando es más corto se verán desenfocadas o borrosas las imágenes cercanas a nosotros, esto es hipermetropía. Si el grado de hipermetropía es bajo, el ojo es capaz de compensar el desenfoque por lo que puede pasar desapercibida. Los síntomas más comunes incluyen dolor de cabeza en la nuca, sueño al leer y tener dificultad para enfocar los objetos cuando se cambia el enfoque entre objetos lejanos y cercanos.

En el caso del astigmatismo, el problema está en que la graduación que tiene el ojo no es la misma en toda la circunferencia de la córnea y/o el cristalino, lo cual provoca una distorsión de la imagen, de tal manera que las imágenes tanto lejanas como cercanas podrán verse mal, también puede haber dolor de cabeza en la sienes, saltar renglones al leer, confundir letras, entre otros síntomas.

Puede ser que un paciente tenga combinación de miopía o hipermetropía con astigmatismo y el diagnóstico correcto y los síntomas de los pacientes dependerán del grado que se presente de cada problema.

Si no se tiene ningún otro problema de salud ocular y/o visual, el tratamiento será por medio de corrección óptica con anteojos y/o lentes de contacto o por medio de una cirugía refractiva, de la cual hay diferentes técnicas y cada una con diferentes ventajas y riesgos.