fbpx

Examen de la vista a niños

Examen de la vista a niños

Al nacer la vista y las vías neuronales visuales no están desarrolladas completamente. El desarrollo se logrará en los primeros años de vida. Por ello es importante revisar la vista de los niños cuando son pequeños.

Siempre es difícil saber si los niños ven bien o si tienen algún defecto en su vista. Los problemas visuales siempre presentan signos y síntomas que pueden alertarte sobre la posibilidad de que tus hijos necesiten lentes.

Si notas uno o mas de los siguientes signos o tu hijo se queja de alguno de los síntomas que te mencionaremos te recomendamos que lleves a tu hijo a que le hagan un examen de la vista.

– Ojo rojo: no siempre es causado por enfermedades, en ciertas ocasiones se puede producir por un esfuerzo visual realizado por no usar lentes cuando se necesitan; los ojo se llegan a poner rojos, ya sea en lectura o en visión lejana.

– Dolor de cabeza: Es muy común pensar que se produce por causas como pasar mucho tiempo en el sol y no lo relacionamos con que han estado realizando tareas en las cuales se ha ejercido un esfuerzo visual muy arduo, en algunas ocasiones puede ser en la sien, en la frente, en la parte de atrás de nuestra cabeza y en casos más severos el dolor es en toda la cabeza.

– Guiño de ojos: por lo general cuando un niño no alcanza a ver de lejos tiende a entrecerrar los ojos para poder tener un enfoque mayor. Esto es muy común por tener miopía y/o astigmatismo

– Salto de renglón o cambiar letras: por lo general cuando se padece astigmatismo es muy frecuente tener que estar leyendo con una regla o seguir el texto con el dedo para no “perder” el renglón donde vamos o confundir una letra con otra.

– Se tropieza mucho: en algunos casos se les toma como niños distraídos ya que al momento de ir caminando o corriendo se caen con frecuencia pero a veces no ven algunos obstáculos que están por donde van.

– Se acerca mucho los objetos: por lo genera cuando es necesario usar lentes (sobre todo miopías medianas o elevadas) el niño tiende a acercarse mucho cuando lee, escribe, dibuja y en ocasiones para ver la televisión.

– Inclina mucho la cabeza: Lo hacen para compensar un poco el defecto visual y con este movimiento se ayudan a ver mejor,es más común cuando hay un astigmatismo se tiende a inclinar la cabeza, ya sea para ver de lejos o cerca, para poder aclarar más la imagen.

– No pone atención: cuando el niño no tiene una imagen clara pierde el interés en lo que está haciendo y se pone a hacer cosas que no requieren una demanda visual alta.

– Le lloran los ojos: es muy común en lectura o al momento de usar medios electrónicos.

– Ojos desviados: si hay necesidad de usar una graduación muy elevada, o si hay mucha diferencia de graduación de un ojo con respecto al otro, los ojos pueden desviarse (por ejemplo, hacer bizcos).

También es recomendable revisar la vista de los niños si los padres tienen problemas visuales u oculares, ya que algunos padecimientos pueden heredarse genéticamente. 

Es muy importante detectar a tiempo los problemas visuales para que el desarrollo de la visión sea completamente normal y evitar el desarrollo de padecimientos que pueden llegar a ser irreversibles. No tener visión normal puede provocar fracaso en muchas actividades como juegos, deportes o el desempeño escolar; muchas veces las malas calificaciones se deben a una mala visión, pero debes tener en cuenta que no por tener buenas calificaciones su desempeño visual es el adecuado, por eso llévalos a que los revisen. 

Para niños que no presentan ningún signo o síntoma y que sus papás no padecen ningún problema visual ni ocular, la edad recomendada para el primer examen de la vista es alrededor de los 3 años. En Óptica Lumina podemos hacer el examen de la vista a tus hijos.