fbpx

Cambios visuales en el embarazo

Los cambios hormonales provocados por el embarazo son responsables de cambios fisiológicos en diversas partes del cuerpo de las mujeres y los ojos no son la excepción. Los cambios que ocurren en el sistema visual pueden provocar molestias como sensación de ojo seco, fotofobia o visión borrosa, pero también pueden provocar cambios en el interior de los ojos que tal vez no se noten hasta que ya se produjo un daño grave.

Cambio en la graduación

Es muy probable que al ir a realizarse un examen de la vista le digan a una mujer embarazada que no se le puede hacer la revisión optométrica, esto es porque muchas veces cambia la graduación de sus ojos. Este cambio se debe a un aumento en el espesor de la córnea y cambios en su índice de refracción.

Alteración lagrimal

El embarazo puede provocar sensación de ojo seco porque la fisiología de la película lagrimal se ve afectada y además la producción lagrimal se ve disminuida. Esto es de especial importancia para las usuarias de lentes de contacto, ya que pueden resultar menos cómodos durante el día porque pueden sentirse secos en menos tiempo; por otro lado se recomienda tener mayor cuidado en la limpieza o incluso reemplazarlos en menos tiempo porque aumenta la posibilidad de tener depósitos o de que se contaminen.

Problemas acomodativos

Esto se refiere a problemas en visión cercana (como lectura, hacer manualidades), pueden percibirse como problemas para enfocar rápidamente o para poder mantener la vista enfocada en distancias cortas (50 cm o menos) por periodos que normalmente se podían mantener. Suelen ocurrir durante la lactancia.

Situaciones que deben vigilarse de manera especial por un oftalmólogo

Existen algunas enfermedades oculares que deben tener un seguimiento especial durante el embarazo ya que pueden provocar daños graves con secuelas permanentes en el ojo y por lo tanto la visión.

En el caso de las mujeres con diabetes o hipertensión arterial se recomienda una revisión en la retina para evaluar un posible progreso de una complicación llamada retinopatía diabética o hipertensiva (dependiendo de la enfermedad original); en ambos casos son daños en las arterias y venas que tenemos en una capa interna del ojo llamada retina.

Las mujeres que tienen glaucoma o miopía elevada deben acudir a revisión con el especialista de salud visual porque en el caso del glaucoma puede agravarse ya que pueden tener aumento en la presión intraocular, y en el caso de la miopía elevada tienen riesgo de desprendimiento de retina, principalmente durante el parto.

¿Qué hacer si necesitas comprar los lentes y estás embarazada?

Muchas veces hemos visto que hay mujeres que tienen necesidad de renovar sus lentes estando embarazadas, ya que por su problema visual es muy difícil hacer sus actividades sin los lentes (ya sean de armazón o de contacto)

En Gafatería te recomendamos acudir al examen de la vista con tus lentes anteriores si aún los tienes (aunque estén rotos o maltratados), con las cajas de tus lentes de contacto que se terminaron o con algún documento donde aparezca la graduación que tenías previamente (receta, nota de venta, etc.), para comparar el nuevo resultado contra esa graduación anterior y poder orientarte de una mejor manera. Dependiendo del resultado y posibles diferencias te haremos la mejor recomendación para ver si lo que más te conviene es comprar unos lentes temporales para ayudarte mientras termina tu embarazo y lactancia, comprar unos lentes definitivos si no se encontraron cambios o incluso si definitivamente te conviene no comprar por ahora lentes y esperar.

Si tienes dudas nos encantaría ayudarte a aclararlas, te invitamos a visitarnos en nuestras instalaciones en calle Hidalgo #401B, zona centro, León, Gto., o llámanos a los teléfonos (477) 4297458 o 4775950437.